Occupiers y críticos similares, el gobierno los ama

No hay facepalm lo suficientemente grande para esto

No hay facepalm lo suficientemente grande para esto

Éste es un corto parágrafo de mi tesis de maestría donde hablo de los movimientos de protesta como Occupy, que surgieron a raíz de la crisis de 2008, y cómo le dieron la patada al perro equivocado. Me dieron ganas de compartirlo.

.

A través de toda la burbuja inmobiliaria, Alan Greenspan declaró que «una severa distorsión nacional de precios se ve altamente improbable», y cuando el problema finalmente estalló, dijo que «ésta es una inundación que ocurre cada cien años, y que nadie pudo haber predicho». Muchos economistas y analistas financieros coincidieron con Greenspan en que la crisis no podía preverse. Robert Skidelsky la llamó un «cisne negro» (a pesar de que Nassim Taleb, quien creó ese término, difiere con él). Ésa es una mentira de lo más descarada: Greenspan y compañía volaron la presa en mil pedazos, y sabían perfectamente lo que estaban haciendo. Peter Schiff, Nassim Taleb, Martin Armstrong y cientos de otros estuvieron advirtiendo acerca del desastre inminente durante años. Muchos, como James Ulysses Blanchard III, incluso lo veían venir desde la década de los ochenta.

La retórica del gobierno y los medios mainstream de EU se volvió en contra de los especuladores de la bolsa de valores. George W. Bush observó que «Wall Street se emborrachó». Nada sorprendente: Herbert Hoover hizo exactamente lo mismo durante la Gran Depresión. En septiembre de 2011, el movimiento Occupy Wall Street se levantó en protesta contra el «1%» —es decir, la gente más rica—, a quienes percibían como los causantes de los problemas económicos y de desigualdad en el país, y pronto el fenómeno se volvió mundial. Intelectuales de izquierda como Slavoj Žižek apoyaron mucho al movimiento y declararon al capitalismo como el culpable principal. Y no faltaron senadores estadounidenses bastante cínicos que se unieron a las protestas, a pesar de haber votado a favor de los rescates bancarios.

Evidentemente, los políticos, la Fed y los banqueros estaban felices de que el mundo apuntara con el dedo en la dirección equivocada. Por supuesto que los avaros y egoístas especuladores de Wall Street se aprovecharon por completo de la situación, pero ¿quién la creó en primer lugar? ¿Quién dejó que la creación de crédito se saliera de control? ¿Quién se deshizo de todas las regulaciones bancarias? ¿Quién disminuyó el déficit presupuestal norteamericano de forma que el dinero fluyera hacia el mercado interno durante los noventa? ¿Quién permitió un desbalance mayor entre las importaciones y las exportaciones de EU? ¿Quién le otorgó miles de millones de dólares en préstamo a Fannie Mae y Freddie Mac? ¿Quién ha estado inflando los suministros de dinero sin límite alguno? Más aún, ¿se le puede llamar a esto capitalismo? ¿El capitalismo es realmente tal cuando la economía se conduce mediante la deuda? ¿Es el capitalismo un sistema donde el gobierno interviene agresivamente para rescatar y nacionalizar a las instituciones improductivas? ¿El capitalismo implica la compra de deuda y el aumento desmedido de los suministros monetarios por parte del gobierno? ¿Es coherente con los principios capitalistas la existencia de un sector financiero opaco y desregulado que es capaz de manipular a su gusto los precios de las materias primas y las mercancías? ¿Alguien puede ver algún mercado libre dentro de todo eso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s